martes, 1 de julio de 2008

Exámenes y adaptación de audífono

Independiente de todos los sentimientos que genera para los padres una situación así, lo importante era abocarse a encontrar las soluciones y así se hizo. Sara a los 4 días de nacida fue al otorrino, quién envió una serie de exámenes para descartar síndromes asociados que pudieran estar generando defectos en otros órganos internos. Con ecografías se resolvieron las dudas y se confirmó que solo había problema a nivel auditivo.

El trabajo fué iniciar estimulación acústica con todo lo que hubiera a la mano en casa, y terapias dirigidas por una fonoaudióloga experta en terapia de lenguaje, otorrino, terapia ocupacional y psicología. Fuimos también donde la otóloga y se le recomendó el audífono con vibrador óseo en diadema, ya que sin tener canales auditivos, no era posible el uso del audífono en su equipo normal. La adaptación al aparato fue muy importante, ya que para ella significaba tener la oportunidad de escuchar lo que sucedía a su alrededor y no estar aislad. El proceso tomó dos meses, mientras se adquiría el equipo y se adaptaba a sus necesidades. Aquí es importante aclarar que los audífonos deben ser adaptados por el otólogo a las necesidades del paciente para mejor aprovechamiento del equipo. La adptación fué paulatina, ya que para el bebé, es incómodo tener esto en su cabecita todo el tiempo, pero le tejí una redecilla en hilo y eso le mantenía en su lugar la balaca sin que se le deslizara sobre el rostro. Simultaneamente, se hacía terapia ocupacional, estimulación neuronal con terapias complementarias como Reiki y sanación pránica.
Además, de todo el proceso normal de crecimiento de cualquier bebé.

1 comentario:

lilian dijo...

gracias doctor jose aranibar. por el ofrecimiento de verdad me gustaria que ubiera alguna intitucion asi aqui en chile la verdad es que la operacion en el caso de mi hijo se ha hido dilatando ya , que la respuesta es que en arica no se puede hacer ese tipo de operacion.