sábado, 23 de agosto de 2008

Impedimentos ?

Recuerdo cuando comenzamos este camino, que los médicos me decían... Sara NO podrá hacer esto... o aquello, tendrá afectado su equilibrio... su vocabulario... deberá ir a colegios especiales para sordos... y un sinfín de cosas, IMPEDIMENTOS... reales?

Nunca le dije a ella: tú no puedes hacer esto o aquello... hablé con la fonoaudióloga que tenía en ese momento, y me dijo, hay problemas de equilibrio, cierto, pero con terapia ocupacional se pueden corregir hasta ser imperceptibles... y mientras ella aprendía a gatear, que le costó bastante, pues se hizo a manera de juegos la terapía, poniéndola a seguir sus jugetes favoritos, con cintas de colores en el piso... esto iba haciendo que ella siguiera un trayecto y enseñando a su sistema a equilibrarse... juegos, saltos con ella en brazos, que luego, cuando comenzó a caminar, ya reconocía que eran juegos divertidos y pedía que los hicieramos juntas, de nuevo las guías en el suelo para seguir trayectos cortos en línea recta, subir y bajar escaleras con cantos cortos, muchos inventados en el momento, y llevándola también a parques, sitios donde no hubiera un plano perfecto, esto haría que ella, al querer jugar, correr o caminar, se enfrentara a las irregularidades del suelo, y en vez de estar pasándola por dichos obstáculos, me hacía al otro lado a esperarla con los brazos abiertos, y se las ingeniaba para pasar, a veces de cabeza, o de medio lado, o con las piernas arriba, pero siempre pasaba.... ahora, en su colegio, de educación normal, y basado en un sistema de fonemas, ella es la estrella del trapecio.

Hace lo que siente que quiere, jamás se le dice, no puedes.... y cuando siente que no, pide ayuda para ver cómo lo puede resolver. Allí va la gracia del cuento del sapito sordo.... nunca supo que no podía... las limitaciones las imponemos nosotros, a ellos y a nosotros mismos.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hola yo `tengo agenesia de pabellon y oi. Estoy realizandome los estudios para poder implantarme el baha. Me senti muy identificada con los impedimentos ya que el doctor le dijo algo parecido a mi mama. Gracias a Dios ella no le hizo caso y me trato como una persona sin impedimentos. Te quiero felicitar por todo lo que hiciste y darte gracias porque con todo lo que contas me das fuerza, ganas y esperanzas para seguir adelante con el Baha.