miércoles, 21 de enero de 2009

Ya tiene el audífono ¡¡

Finalmente, ya epiteliada la herida en la forma correcta, verificado que el tornillo está osteoimplantado correctamente, en diciembre le colocaron el tornillo de sujeción del Baha, y hace una semana, ya el aparato.

Es otra dimensión del sonido. Ella dice que se "confunden" los sonidos, si antes escuchaba solo centrado, ahora es ambiente, y la despita. Obviamente esto implica un proceso nuevo, de irle enseñando a disgregar los nuevos sonidos, para que no se sienta en un ambiente ruidoso, sino que aproveche esta tecnología. Es muy sofisticado el sistema, y realmente magnífico.

Del mismo modo en que se hizo el proceso de adaptación del audífono de vibración osea, este nuevo modelo, requiere el seguimiento con su terapeuta y su audióloga.

Para Sara, ha sido descubrir nuevamente otra vez el sonido. Disfruta más, habla mas fuerte, escucha a distancias mayores, cosa que antes no sucedía y eso es una ganancia enorme en su vida.

Confiamos en que el proceso vaya tomando su curso y la adaptabilidad de ella al nuevo sonido sea tan fácil como lo va demostrando hasta ahora.

La frase clave: "Mamí, el aparato es maravilloso, SE ADAPTÓ EN DOS DÍAS". Es decir, fue el Baha el que se adaptó a ella y no viceversa, ya que ella... ESTABA PREPARADA emocionalmente para recibirlo, lo cual no le implicó ningún rechazo de su parte al nuevo sonido.

No hay comentarios: