jueves, 12 de febrero de 2009

El oído / Avance de científicos argentinos

El oído / Avance de científicos argentinos
Hallan un mecanismo natural que protege del trauma acústico
Para desentrañarlo, crearon un ratón mutante que resiste sonidos de muy alta intensidad
Noticias de Ciencia/Salud: anterior | siguiente
Lunes 9 de febrero de 2009 | Publicado en edición impresa
http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1097962


Hallan un mecanismo natural que protege del trauma acústicoLa doctora Ana Belén Elgoyhen (al centro), con el licenciado Julián Taranda y la doctora Eleonora Katz Foto: Federico Castro Olivera

Nora Bär
LA NACION

Los oídos de los cazadores-recolectores deben de haber captado mayormente el rumor de la lluvia, el silbido del viento y el grito apagado de los pájaros silvestres.

Pero no se puede negar que el mapa auditivo de los habitantes de las ciudades del siglo XXI es diametralmente opuesto... y bastante más sufrido. Incluye desde el rugido de los trenes (80 decibeles), hasta los conciertos de rock (110 dB) y el estruendo de los motores de avión (de 120 a 130 dB).

Estas agresiones constantes, advierten los especialistas, conducen a la pérdida auditiva y al tinnitus (sonidos en los oídos que no provienen de ninguna fuente externa; los padece alrededor del 20% de la población mundial, y en el 1% es tan inhabilitante que la persona no puede desarrollar una vida normal).

Basta con delinear este escenario para comprender la importancia del trabajo que un equipo de científicos argentinos acaba de publicar en la revista PloS Biology :los investigadores lograron desentrañar un antiguo mecanismo natural que "apaga" el oído para protegerlo de sonidos que pueden dañarlo. El estudio abre la puerta a la búsqueda de fármacos que mimeticen este proceso bioquímico y ofrezcan una protección contra el trauma acústico.

"La mejor forma de evitar el daño en los oídos es prevenirlo; lo que pasa es que hay algunas situaciones en las que no se puede, ciertos trabajos, la guerra... De hecho, en el caso de los veteranos de Irak, son mayores los gastos médicos por tinnitus que por amputaciones", afirma la doctora María Belén Elgoyhen, que dirigió el equipo del Instituto de Investigaciones en Ingeniería Genética y Biología Molecular (Ingebi), del Conicet, integrado por Juan Taranda, Jimena Ballestero, Eleonora Katz y Jessica Sabino, con el que colaboraron investigadores de las universidades Tufts, Harvard, de California en Los Angeles y Johns Hopkins.

Hace tiempo que los científicos sabían que, a diferencia de lo que ocurre con otros sistemas sensoriales, que sólo traducen estímulos externos en señales eléctricas que viajan al sistema nervioso central, el procesamiento del sonido también es modulado por señales que viajan "en reversa"; es decir, del cerebro al oído.

"Una pregunta fundamental que nos hacíamos era cuál es el papel que cumple este feedback en nuestra capacidad de oír -explica Elgoyhen, que el año último recibió el premio L´Oréal a la mujer en la ciencia y hace más de una década está a la vanguardia en este tema-. Para averiguarlo, generamos un modelo animal [un ratón modificado genéticamente] en el que este sistema de neuronas esté sobreexpresado."
El abecé del oído

Según explica Richard Robinson en un comentario que acompaña la publicación, cuando las ondas de aire vibran, los huesitos del oído medio (martillo, yunque y estribo) transmiten esa vibración al fluido del interior de la cóclea, que a su vez distorsiona los diminutos cabellos de una capa de células llamadas ciliadas. Las ciliadas internas activan las neuronas del nervio auditivo. Estas señales viajan al cerebro y oímos la música, por ejemplo.

Las ciliadas externas, por su parte, responden a las vibraciones elongándose o acortándose. Con estos movimientos, amplifican el sonido y la sensibilidad del aparato auditivo.

Pero, y esto es lo más sorprendente, también tienen otra propiedad: al igual que las internas, hacen contacto con las neuronas, pero no para enviar mensajes, sino para recibir los que manda el cerebro. Cuando estamos en presencia de ruidos fuertes, estas neuronas liberan un neurotransmisor, la acetilcolina, que al unirse con receptores de estas células reduce su capacidad de cambiar de forma y, por lo tanto, inhibe la amplificación de los sonidos.

"En el ratón que diseñamos -explica Elgoyhen-, introdujimos una mutación puntual que produce un efecto drástico. Su respuesta a la acetilcolina es mucho más prolongada y fuerte que en los silvestres. El sistema funciona «a lo loco» y, como consecuencia, los animalitos resisten sonidos que están más allá del límite normal para su especie. Son increíblemente resistentes al sonido intenso que induciría pérdida definitiva de la audición."

Dado que la naturaleza dotó a la cóclea de una sensibilidad tan exquisita como para captar hasta los sonidos más tenues, cabe preguntarse por qué incorporó también un sistema para atemperarla. Una de las respuestas, afirman los científicos, es que de esta forma el cerebro puede "apagar" la cóclea y protegerla del daño que le ocasionan los ruidos intensos.

Pero habría, además, otra explicación: esta inhibición también ajustaría la resolución temporal y la localización del sonido, capacidades que, entre otras cosas, tienen un papel fundamental en el aprendizaje auditivo, tan importante en la adquisición del lenguaje.

viernes, 6 de febrero de 2009

Cuidado de los audífonos III parte (BAHA)

CUIDADOS DEL AUDÍFONO BAHA

Para ayudar al proceso de cicatrización y evitar cualquier complicación, es importante cuidar el pilar de Baha y la piel que lo rodea. Mantener limpia el área y sin ningún residuo de piel le ayudará a conseguir lo máximo de la nueva experiencia con su Baha.

Vendaje (post quirúrgico)

Es importante cuidar el pilar para ayudar a evitar cualquier complicación con el tejido circundante. Es necesario llevar un vendaje quirúrgico durante una a dos semanas y cambiarlo durante este tiempo. El vendaje inicial sirve para ejercer presión en el área y se retirará al día siguiente de la operación. Es importante que no lo mueva ni lo ajuste antes de este plazo. Cinco a seis semanas más tarde, se debe limpiar el área y reemplazar el vendaje. Recomendamos que se lave bien el cabello la mañana en que van a cambiarle el vendaje y que deje que el vendaje se moje para que sea más fácil retirarlo. Entre diez días y dos semanas después de la operación, el área está totalmente cicatrizada y se retirarán los puntos y el vendaje. En algunos casos, si ha progresado mucho la cicatrización, los cirujanos pueden decidir retirar los puntos antes.

En algunos casos, si ha progresado mucho la cicatrización, los cirujanos pueden decidir retirar los puntos antes.

Cuidado diario

Una vez retirado el vendaje y expuesto el pilar, debe limpiar la piel alrededor del pilar diariamente, porque pueden acumularse residuos. Es mejor hacerlo cuando se esté lavando el pelo. El champú y el agua caliente le ayudarán a ablandar cualquier residuo de piel que pueda haberse acumulado alrededor de la base del pilar como resultado de la cicatrización. Se puede utilizar cualquier tipo de jabón o champú, pero se recomienda utilizar un jabón antibacteriano.

Durante las primeras semanas, pueden utilizar toallitas de bebé para mantener limpia el área hasta que la pueda cepillar con delicadeza con el cepillo de limpieza suave. Dirija las cerdas hacia el interior del pilar y no hacia la piel, dado hay que tener cuidado de no cepillar la piel con mucha fuerza. Se deben retirar todos los residuos de piel y toda la acumulación de suciedad del proceso de cicatrización.

Después de la limpieza, seque con delicadeza el área alrededor del pilar con una toalla o paño limpios. No deje que el cabello se enrede alrededor del pilar. Si usa un secador de pelo, no mantenga el aire caliente sobre el pilar demasiado tiempo.


Cuidado semanal


La acumulación de suciedad también se puede producir en el interior del pilar propiamente dicho, por eso es necesario que limpie tanto su interior como a su alrededor. El cepillo suave puede usarse también para limpiar el interior del pilar. Nuevamente, lo mejor es hacerlo al ducharse, cuando el jabón y el agua caliente ablandan la suciedad, haciendo que sea más fácil de retirar.

Recuerde que también hay que mantener limpio el cepillo suave.

Si tiene una ulceración o inflamación constante alrededor del pilar, consulte siempre al médico.

Tapa del pilar

Recibirá una tapa del pilar con su procesador de sonido, que puede colocar cuando no lleve el procesador de sonido. Esto le ayudará a mantener limpio el interior del pilar. Simplemente, presione la cubierta sobre el pilar para mantenerla en su posición.

Hilo de seguridad

También es recomendable, especialmente cuando va a llevar el procesador de sonido Baha por primera vez, fijar el hilo de seguridad. Esto evitará que el procesador se pierda si lo golpea involuntariamente. El hilo de seguridad se acopla simplemente poniendo algún hilo a través del ojal del procesador de sonido y prendiéndolo de manera segura a su cuello o camiseta. Siempre se debe retirar el procesador de sonido al realizar deportes de contacto. Se puede proteger la zona con una cinta sudadera, en caso necesario.

Cómo conectar y desconectar el procesador de sonido

Se monta el anclaje del pilar al procesador de sonido. Está diseñado para encajar en el pilar y mantener el procesador de sonido de manera firme en su sitio.

Conexión

Sostenga el procesador de sonido de manera que el anclaje del pilar quede accesible y retire cualquier pelo del pilar. Incline la unidad a medida que la empuja cuidadosamente y se encajará en el pilar. NO EMPUJE EL PROCESADOR DE SONIDO PERPENDICULARMENTE.

Desconexión

Utilice la técnica de inclinación correcta, inclinando el procesador de sonido ligeramente en cualquier dirección. Esto lo liberará del pilar. NO TIRE DEL PROCESADOR DE SONIDO PERPENDICULARMENTE.

Pilas

Compruebe el manual del usuario para ver qué pilas debe utilizar. Las pilas son fáciles de cambiar y usted puede darse cuenta normalmente cuándo se necesitan unas nuevas, ya que la calidad del sonido cambiará. El procesador de sonido puede verificarse aumentando el volumen y soplando en el micrófono: debe percibirse la vibración del procesador de sonido. Asegúrese siempre de que la tapa de la pila se engancha con un 'clic' cuando se cierra.

Vida de la pila

La vida de la pila (de pilas de aire y cinc) comienza a disminuir en cuanto se retira la tira plástica y se expone al aire, aunque no se use la pila. Para aumentar al máximo la vida de la pila, apague el procesador de sonido cuando no lo esté usando. La vida de la pila varía dependiendo del ajuste del volumen, del entorno sonoro y del ajuste del programa. La vida de la pila disminuirá significativamente cuando use el procesador de sonido Baha con un receptor FM conectado si el receptor FM utiliza el procesador de sonido como fuente de alimentación. El uso de pilas de alta potencia es especialmente importante cuando es frecuente el consumo de alta corriente. Un mal funcionamiento de la pila puede estar relacionado con varios problemas como: ausencia de sonido, sonido intermitente y crujidos/zumbidos. Por lo tanto, si surgen problemas, una de las primeras cosas que se pueden hacer es intentar cambiar la pila.

Nota: siga siempre las normas locales para la eliminación de las pilas usadas.

http://cochlear.es/Support/2318.asp

Cuidado de los audífonos II parte

Cuidado y mantenimiento de los audífonos


Consejos útiles para cuidar sus audífonos

Los audífonos actuales son duraderos , fáciles de usar y seguros. No obstante, algunas precauciones le asegurarán que sus audífonos funcionen sin problemas durante muchos años.

1. Mantenga limpios sus audífonos. Asegúrese de que sus dedos están limpios y secos antes de manejar sus audífonos. La entrada del micrófono es sólo una décima parte de un milímetro y puede obstruirse fácilmente.
2. Evite fuertes sacudidas y golpes. Póngase o quítese los audífonos sobre una superficie blanda (cama o sofá).
3. Proteja sus audífonos del calor. No deje nunca sus audífonos expuestos a altas temperaturas. Protéjalos de la luz directa del sol ( en casa o en el coche por ejemplo) y no los deje cerca de radiadores.
4. Proteja sus audífonos de la humedad. Quítese los audífonos antes de ducharse, bañarse o nadar. No los deje en el baño cerca del agua donde podrían dañarse. Seque en el interior y alrededores de los oídos regularmente. La humedad y la condensación pueden dañar el circuito del audífono. Le recomendamos dejar abierto el portapilas durante la noche y utilizar productos de limpieza que su audioprotesista le recomiende.
5. Mantenga alejados sus audífonos de niños y animales domésticos. Los perros se irritan con el pitido del audífono y además se sienten atraídos con el olor de sus dueños, a menudo el resultado puede ser un audífono mordisqueado. ¡No ingerir, las pilas son tóxicas! Consulte inmediatamente a su médico en caso de ingestión.
6. Evite el contacto con cosméticos o lacas para el cabello. Las finas partículas de maquillaje o sprays pueden obstruir fácilmente la entrada de audio. Quítese los audífonos antes de aplicarse estos productos.
7. Limpie cuidadosamente sus audífonos. Utilice paños suaves y secos. El alcohol , disolventes u otros líquidos de limpieza pueden dañar el circuito electrónico.
8. Higiene de los oídos. Asegúrese siempre de que sus oídos están limpios. Si su audífono suena flojo, puede ser debido a que el filtro de cerumen esté obstruido por cera o suciedad. Puede adquirir productos de limpieza especiales en su audioprotesista profesional.
9. Mantenga sus audífonos en un lugar seguro. Si no usa sus audífonos, guárdelos en el estuche de protección o en una caja especial. Quite las pilas si no va a usar sus audífonos durante un tiempo.
10. Lleve siempre a reparar sus audífonos a su audioprotesista profesional. Destornilladores y aceites pueden ser fatídicos para los audífonos. Simplemente tocando los micromecanismos o el sistema electrónico se puede realizar un daño irreparable. Consulte a su audioprotesista profesional para realizar las reparaciones.



Limpieza y cuidado de sus audífonos intrauriculares-

1. Su audioprotesista profesional le dará información específica para limpiar sus audífonos y puede recomendarle un kit de limpieza especial.
2. El agua y disolvente de limpieza pueden estropear o dañar el circuito electrónico. Utilice un paño seco y suave para limpiar los audífonos cuando se los quite.
3. Elimine cualquier acumulación de cerumen a diario. Cuando utilice un utensilio para quitar el cerumen, como por ejemplo un cepillo, limpie siempre el audífono desde abajo. Esto evitará partículas de cera o suciedad en el interior del audífono.
4. Si su audífono suena poco, puede ser que el filtro de cerumen esté obstruido. Cambie el filtro o consulte a su audioprotesista.

Nota: los audífonos intrauriculares son particularmente sensibles al daño causado por la cera, humedad o suciedad. Esto se debe a que el circuito electrónico está integrado en la carcasa.


Limpieza y cuidado de sus audífonos retroauriculares

Limpie el molde a diario. Séquelo con un paño seco y suave y compruebe siempre que la entrada del molde no está obstruida con cera. Una entrada obstruida no dejará que el sonido llegue a su oído. Una vez por semana debería lavar el molde.

Consulte a su audioprotesista si...

* El molde le causa molestia o dolor
* No puede quitar la cera del molde
* El codo se vuelve amarillo o quebradizo
* El audífono silba haciendo imposible ajustar el volumen correcto

Recomendaciones importantes

Separe siempre el molde del audífono antes de lavarlo. El audífono no debe entrar nunca en contacto con el agua. Antes de volver a ponérselos asegúrese de que estén completamente secos. Para ajustar el molde al audífono:

Asegúrese de que la curva del molde se ajusta al audífono


Volumen bajo

* Pila con carga baja- Reemplácela por una nueva
* La salida del sonido está obstruída con cera- límpiela con un cepillo pequeño. Cambie el filtro anticerumen.
* Entrada de micrófono obstruida- consulte con su audioprotesista.

El audífono pita en el oído

* El audífono no está bien introducido en el oído. Inténtelo de nuevo.
* El audífono está en el oído equivocado- cámbielo.
* El ajuste del audífono queda demasiado flojo- consulte con su audioprotesista.

El audífono no funciona

* No hay pila- inserte una pila nueva.
* El portapilas no está cerrado- ciérrelo.
* La pila está sucia- limpie la superficie de la pila.
* La pila está agotada- cámbiela.

El audífono se resbala o se sale del oído

* El canal del oído está húmedo o sucio- seque el audífono y su oído con un paño suave y seco.

El audífono le hace daño en el oído

* El audífono no está bien colocado- quíteselo y vuelva a insertarlo. Si el problema persiste, consulte a su audioprotesista.

Es difícil insertar el audífono

* Ponga una pequeña gota de lubricante no irritante en el dedo y extiéndalo por el canal auditivo antes de ponerse el audífono. Asegúrese de que no entra lubricante ni en la salida ni entrada de audio.

Importante

Si las sugerencias mencionadas no resuelven su problema, contacte con su audioprotesista.

http://www.phonak.es/cces/consumer/care_es.htm

Cuidado de los audífonos

http://www.phonak.es/cces/consumer/care_es.htm Información sacada de esta web.

Cuidado y mantenimiento de los audífonos

Aquí podrá encontrar información práctica para el cuidado y mantenimiento de sus audífonos

* Consejos útiles
* Limpieza y cuidados para los audífonos intrauriculares
* Limpieza y cuidados para los audífonos retroauriculares
* Solución de problemas

Consejos útiles para cuidar sus audífonos

Los audífonos actuales son duraderos , fáciles de usar y seguros. No obstante, algunas precauciones le asegurarán que sus audífonos funcionen sin problemas durante muchos años.

1. Mantenga limpios sus audífonos. Asegúrese de que sus dedos están limpios y secos antes de manejar sus audífonos. La entrada del micrófono es sólo una décima parte de un milímetro y puede obstruirse fácilmente.
2. Evite fuertes sacudidas y golpes. Póngase o quítese los audífonos sobre una superficie blanda (cama o sofá).
3. Proteja sus audífonos del calor. No deje nunca sus audífonos expuestos a altas temperaturas. Protéjalos de la luz directa del sol ( en casa o en el coche por ejemplo) y no los deje cerca de radiadores.
4. Proteja sus audífonos de la humedad. Quítese los audífonos antes de ducharse, bañarse o nadar. No los deje en el baño cerca del agua donde podrían dañarse. Seque en el interior y alrededores de los oídos regularmente. La humedad y la condensación pueden dañar el circuito del audífono. Le recomendamos dejar abierto el portapilas durante la noche y utilizar productos de limpieza que su audioprotesista le recomiende.
5. Mantenga alejados sus audífonos de niños y animales domésticos. Los perros se irritan con el pitido del audífono y además se sienten atraídos con el olor de sus dueños, a menudo el resultado puede ser un audífono mordisqueado. ¡No ingerir, las pilas son tóxicas! Consulte inmediatamente a su médico en caso de ingestión.
6. Evite el contacto con cosméticos o lacas para el cabello. Las finas partículas de maquillaje o sprays pueden obstruir fácilmente la entrada de audio. Quítese los audífonos antes de aplicarse estos productos.
7. Limpie cuidadosamente sus audífonos. Utilice paños suaves y secos. El alcohol , disolventes u otros líquidos de limpieza pueden dañar el circuito electrónico.
8. Higiene de los oídos. Asegúrese siempre de que sus oídos están limpios. Si su audífono suena flojo, puede ser debido a que el filtro de cerumen esté obstruido por cera o suciedad. Puede adquirir productos de limpieza especiales en su audioprotesista profesional.
9. Mantenga sus audífonos en un lugar seguro. Si no usa sus audífonos, guárdelos en el estuche de protección o en una caja especial. Quite las pilas si no va a usar sus audífonos durante un tiempo.
10. Lleve siempre a reparar sus audífonos a su audioprotesista profesional. Destornilladores y aceites pueden ser fatídicos para los audífonos. Simplemente tocando los micromecanismos o el sistema electrónico se puede realizar un daño irreparable. Consulte a su audioprotesista profesional para realizar las reparaciones.

La tabla de sonidos




Esta tabla, es una excelente guía para entender los niveles que podemos soportar.

El Ruido .. su importancia en la audición.


Ruido
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda

El término ruido puede designar:

* En el medio ambiente se define como ruido todo sonido no deseado por el receptor.
* En el ámbito de la comunicación sonora es aquel que no contiene información clara que el receptor no es capaz de indentificar, individualizar o comprender.


Hemos crecido con esto en nuestra vida en forma cotidiana, y no le damos mayor importancia a menos que nos fastidie, nos genere malestar, o nos saque de casillas o sea tan perturbador, que nos impida conciliar el sueño.

Decimos "ruido" a todo aquel sonido que no nos agrade, a la música rock a todo volúmen que nuestros hijos adolescentes escuchan, o la música que se oye en la calle a todo estruendo, o en términos generales, a todos los sonidos que no estamos haciendo nosotros...

Podemos también llamar ruido al sonido de una maquinaria, cuando va en un ritmo armónico, decimos... está sonando bien, cuando presenta una alteración... "hay ruido"; podria concluir entonces, que RUIDO es todo aquello que identificamos como sonido sin armonía, sin ritmo, sin algún código que yo permita descifrar, por lo tanto, no es comprensible y mi cerbro automáticamente lo manda al cajón de lo no deseado. Cuando supera los niveles de tolerancia, que en cada persona son particulares, pero también hay niveles comunes a todos en que nos afecta un mismo sonido y consideramos ruidoso, entonces hablamos de sus efectos en nuestra vida.

Pero, cuando, NO EXISTE EL RUIDO, y no se ha vivido en un ambiente sonoro con estas características, pasa a ser un nuevo mundo, un SONIDO NUEVO, que automáticamente el cerebro detecta como DIFERENTE.

Para Sara, la experiencia con el Baha, que permite captar precisamente el sonido en ambientes ruidosos, le ha representado un nuevo interrogante. Como su definición y conocimiento sobre los ruidos era diferente según lo que captaba con su audífono de vibrador óseo, a lo que capta ahora, pues es una situación nueva en la que hay que apoyarla. Para ello, se harán terapias de lenguaje encaminadas a diferenciar entre el ruido y los sonidos ambientales y a lograr la adecuada discriminación de los mismos para aprovechar mejor el equipo.

Tristemente, exponemos nuestros oidos "sanos" a constantes fuentes de sonido que son ruidosas, o en altos niveles de vibración que superan los límintes de tolerancia y afectamos nuestro sistema auditivo, generando daños irreparables, que son acumulativos, luego, al llegar a un nivel de pérdida cercano al 20% comenzamos a sentir la diferencia, y aún así, poco hacemos por remediarlo.

El ruido nos alerta, nos avisa que hay algo que no está correcto en los sonidos que estamos percibiendo, para que tomemos una acción correctiva. Sea taparnos los oidos con las manos, usar protectores acústicos o alejarnos del lugar.

En el caso de Sara, aprenderá a diferenciar el sonido alto, del medio, bajo y del ruido en general.

Un mundo nuevo por descubrir...