sábado, 11 de diciembre de 2010

Microtía

La hipoacusia de Sara está asociada a microtía bilateral.  Antes de su nacimiento, no me había fijado que este tipo de alteraciones en las orejas se presentaba.  Al comenzar a tratar su defecto y buscar el mejor modo de recuperar su audición, también se comenzó a estudiar su microtía que fue diagnosticada grado III con agenesia de conductos auditivos también.  He ido conociendo a lo largo de estos 11 años, a muchas personas con diferente grado de este defecto.  La información que subo, es de una web de cirugía estética, ya que esta parte sí corresponde a esta especialidad de la medicina, pero teniendo en cuenta, que los niños y todos los seres humanos, por derecho internacional, tienen DERECHO A LA IGUALDAD, y estos aspectos físicos que son congénitos, la ley debe protegerlos, facilitando el acceso a los médicos y procedimientos especializados para reconstruir los pabellones o suplirlos en el caso que el defecto sea de un grado mayor.   He visto reconstrucciones desastrosas, pero en la mayoría de los casos, cuando se escoge el profesional adecuado, son increibles.  A Sara la ha visto uno de los mejores a nivel mundial, y estamos en el proceso de que se le pueda hacer este próximo año la reconstrucción de sus orejas.  
Para determinar cuando es adecuado, el diagnóstico de un psicólogo es fundamental, ya que él puede determinar hasta donde está siendo afectada emocionalmente la persona debido a su deformación, aunque también he conocido casos en que no se les hace la reconstrucción, porque tienen otros síndromes y defectos asociados que imposibilitan el hacerla.  Pero siempre, es importante tener el acompañamiento del psicólogo especializado para que los niños puedan superar emocional y mentalmente, lo que significa ser diferentes y aunque cuesta reconocerlo, la crueldad con que los demás niños y muchos adultos tratan a quienes tienen alguna diferencia física notable.  Ese es un tema que trataré más adelante.

 -------------------------------
http://www.cer-clinica.com.ar/secciones-Microti-a-1-47 


Microtía

La microtia es un defecto congénito de la oreja que se presenta en alrededor de tres de cada 10,000 nacidos vivos. La traducción literal del nombre médico es “oreja pequeña” y el defecto puede ser unilateral (que afecta sólo a una oreja) o bilateral (que afecta a las dos). Cuando la microtia es bilateral, el riesgo de pérdida de la audición es mayor. Sin embargo, muchos pacientes alcanzan excelentes niveles auditivos con la cirugía reconstructiva de orejas y audífonos de conducción ósea.

El procedimiento 

En general, la cirugía reconstructiva de orejas completa se desarrolla en cuatro etapas diferenciadas, cada una de las cuales incluye uno o dos procedimientos. Para que los resultados y la recuperación sean óptimos, la mayoría de los especialistas en otoplastia completan estas etapas a intervalos de dos o tres meses.
Primera etapa: La primera etapa de la cirugía de reconstrucción de orejas incluye dos procedimientos: obtener cartílago sano de las costillas y luego insertar el cartílago preparado en un bolsillo de piel debajo de la oreja deformada o dañada. Este paso de la cirugía lleva entre cuatro y cinco horas y requiere dos o tres días de recuperación en el hospital.
Segunda etapa: Durante la segunda etapa del proceso de reconstrucción de la oreja, se crea el nuevo lóbulo. Esta cirugía ambulatoria lleva aproximadamente una hora y las suturas se quitan una semana después de la operación.
Tercera etapa: En la tercera etapa de la cirugía reconstructiva de oreja, la oreja recientemente formada (el marco del cartílago y el lóbulo) se levanta desde el costado de la cabeza y luego se aplica un injerto de piel en la parte inferior de la oreja. Normalmente, el pequeño injerto de piel se obtiene de la parte superior del glúteo y el área del injerto cicatriza sola bajo un vendaje de protección. Esta cirugía ambulatoria dura alrededor de dos horas y las suturas se quitan una semana después de la operación.
Es muy importante que, después de cada etapa de la cirugía de reconstrucción de orejas, los pacientes eviten hacer deportes de contacto durante unas cuatro semanas. También deberán prestarle mucha atención al área de la cirugía, para detectar posibles efectos secundarios de la otoplastia. Si bien los riesgos asociados con la cirugía reconstructiva de orejas son mínimos, todos los procedimientos quirúrgicos tienen complicaciones potenciales. Para alcanzar óptimos resultados y tener una buena recuperación es fundamental que siga atentamente las instrucciones del cirujano.

No hay comentarios: