sábado, 26 de febrero de 2011

Respuesta a anónimo: sonido con el BAHA

Es cierto que el sonido es radicalmente diferente entre un audífono de vibración osea y el baha. Para adaptarse al nuevo sonido, a hacer discriminación de ruido, a los nuevos volúmenes y sonidos a precibir, se debe hacer un proceso de adaptación al igual que con cualquier otro equípo.   Mi hija estuvo 4 meses en este proceso, lográndo muy rápidamente adaptarse, además para ella fue una verdadera sensación descubrir el RUIDO ¡¡ 

Actualmente, ya a dos años y medios de su implantación, su adapción es total, y existen solo pequeños inconvenientes que son naturales al audífono mismo, pero esto depende de cada caso.  Mi consejo, es que tan pronto te adapten el aparato, comiences de inmediato las terapias de lenguaje para usar al 100% este maravilloso equipo.

4 comentarios:

cecilia dijo...

Hola, me llamo Cecilia y soy una estudiante de logopedia (terapia del lenguaje), soy española.
Antes de nada quería alabar el trabajo que está realizando con su hija, es fascinante.
Estoy haciendo un trabajo acerca de la microtía, me sería de gran ayuda que me resolviera unas dudas, cuando aprendió a hablar, el trabajo con el terapeuta del lenguaje, su evolución con la audición y el lenguaje y el tipo de ayuda emocional que ha recibido la niña.
Muchas gracias y un saludo desde España

Ana Cristina Restrepo dijo...

Hola Cecilia. Gracias por los alagos, son un estímulo para seguir adelante. En cuanto al lenguaje de Sara, fue prácticamente desde que nació que comenzamos las terapias. La terapista me hacía unas guías de lo que ella debía estar haciendo de acuerdo a su edad: sonidos, balbuseo, y su retraso realmente con niños de su edad oyentes normales, no era muy grande. Ella tiene algunas dislalias y algunos fonemas expulsivos con dificultad al pronunciarlos, pero como el caso de ella, es microtía bilateral y agenecia de conductos, no es lo mismo, el aire no sale con la misma forma y se le oyen algo.. diferentes, pero ella habla bastante normal. Un poco rápido, trata de decir todo al tiempo. El trabajo emocional, ella ha recibido terapia psicológica directa e indirecta (a través mio) todo el tiempo. Si necesitas cualquier información adicional, puedes enviarme correo. Al mirar mi perfil encuentras la dirección.

Marli dijo...

Hola a todos los padres y madres con hijos con agenesia en sus conductos auditivos externos, soy de Nicaragua, mi hijo mayor nació con esta malformación, hace ya 21 años.
Me paso igual que a muchos de ustedes al principio, me pregunte porque? que lo causó y tantas otras preguntas, nadie me supo responder, nunca antes había visto este tipo de malformaciones... bueno la impresión primera fue... no la puedo describir... después busque que hacer...
Aquí en mi país hay poca información y cuando mio hijo nació no había Internet como ahora... bueno les cuento ... a mi hijo le operaron una de sus orejas a los 12 años para construirle una fueron tres cirugías, primero le implantaron cartílago, le cortaron de una sus costillas y se la implantaron en el lugar de su oreja y luego dos cirugías mas para mejorar su apariencia, todavía cuando operaron a mi hijo no le abrían el hoyitos del oído, así que la cirugía solo fue superficial, no se ve tan bien.. pero se ve una oreja.
creo que en todo esto lo que vale la pena contarles de mi experiencia es .. como dice Ana, lo importante es dotar a nuestros hijos de terapia de lenguaje y de audición, ellos deben aprender a desarrollar su oído y su lenguaje, porque generalmente tienen el odio interno, aunque el externo este ausente(pabellones u orejas)y esto debe ser a temprana edad, el mio la empezó a los ocho meses y mientras el creció fue a escuelas normales, como cualquier niño sin deficiencia, fue duro para él y para mi, porque como comentaba uno de ustedes las burlas y bromas en la escuela son crueles, pero en fin eso también nos va ayudando a ser mas fuertes, nosotros siempre trabajábamos el auto estima y eso que tu dices, Ana, es muy ciertos todos traemos alguna agenesia algunas muy visibles y otras apenas perceptibles, pero las tenemos, cuando mi hijo llegaba triste y sin ganas de seguir en la escuela por los malos ratos que le hacían pasar, yo le mostraba que los otros también tenía un defecto físico y le enseñe a quererse como era y aceptar que no tenía orejas y cuando otros niños le decían "no tiene orejas" yo le decía a mi niño, "te dice la verdad no las tienes, pero si te fijas en ellos, no tienen esto, o lo otro y así hasta que lo hacía reír y se iba contento de saber que no era el único raro.
hace unos dos años vinieron a mi país una brigada de médicos que hacen estas cirugías reconstructivas y que si abren los oídos no solo hacen los pabellones y yo le dije a mi hijo, entonces de 18 años " Vamos para que te terminen de hacer la oreja que empezaron y te haga la otra ...y ... sorpresa para mi... él me llevó al espejo y me dijo: ve a ese en el espejo, ese soy yo, y me veo bien, no me da pena si no tengo orejas, soy guapo, no necesito que hagan mas nada eso es muy doloroso, ese hueco en mis costillas me molesta. y yo le dije pero hijo, las muchachas quizás te rechacen por ese defecto y él me contesto, la que me quiera me va a querer por lo que soy y no por como me vea. no quiero mas cirugías.
Yo me llene de mucha emoción porque era mi mayor temor que mi hijo tuviera complejo.

Ana Cristina Restrepo dijo...

Muchas gracias por compartir tu experiencia. Me alegró mucho y me siento felíz de saber que tu hijo es así de fuerte. Son ellos quienes nos impulsan realmente y son en verdad los maestros de vida que Dios nos pone en el camino para aprender. Finalmente, ellos serán muy fuertes y cuando llegue nuestro momento, sabremos que podremos partir con la paz en el corazón de haberles dado lo mejor que pudimos. No siempre es asunto de dinero, ya que conozco casos de familias muy adineradas, con todo para hacer que sus hijos tuviesen el mejor desarrollo posíble, y no, delegan todo a terceros, y el retraso en ellos es notorio. También conozco casos, en que así como narras tú, a punta de amor y perseverancia, se logra lo que la tecnología a veces no da. Un abrazo a tu hijo y a tu hermoso país Nicaragua